Sa Comerma de sa Garita.

Una misteriosa construcción talayótica.


Parte de la fachada del monumento. Se conservan cuatro columnas en su fachada y tres espacios entre ellas, aunque había seis columnas y cinco espacios.


Detalle de las columnas de la fachada. El recinto tiene abundantes columnas de este tipo coronadas por lajas rectangulares como las de esta foto.


Otra estructura en el interior, que quizá correspondía a un pasillo entre columnas, que discurría perpendicular a la fachada por el centro del monumento. A la izquierda de estas columnas hay una taula casi enterrada entre las ruinas. Al fondo, se pueden ver los talayots que presiden el poblado de Torre d'en Gaumés.

Esta es una de las construcciones más misteriosas de la cultura talayótica. A menudo ha sido clasificada como sala hipóstila, por sus numerosas columnas mediterráneas, aunque tambien ha sido clasificada entre las taulas porque tiene una taula en su lado izquierdo, aunque el recinto no tenga casi nada que ver con un santuario de taula típico.

Este monumento tiene planta rectangular, una fachada con una serie de columnas alineadas (debían ser seis originalmente) y los huecos entre ellas que permitían el acceso al interior del recinto. De el espacio central partía un pasillo tambien entre columnas que sostienen unas lajas rectangulares aplanadas entre cada pareja de columnas. Este pasillo sale de la fachada en dirección perpendicular hacia el fondo del monumento, seperándolo en dos partes simétricas. Puede que hubiese más columnas y más lajas encima de ellas, pero está todo mezclado con ruinas y vegetación, por lo que resulta difícil saber más sobre la estructura del monumento.

Para añadirle más misterio al asunto, en la esquina izquierda del fondo parece asomar una taula, pero sin su recinto correspondiente. Como es un poco más pequeña de lo que es normal en las taulas, quizá se tratase de algún tipo de altar, aunque al afirmar esto parece que retrocedemos a la época en que se discutía si las taulas eran o no altares (la opinión general hoy en día es que no lo eran). Además, a escasamente 30 m. de distancia, y perfectamente visible, se encuentra el dolmen de Ses Roques Llises (ver sección de dólmenes) que, bien visible hoy en día, no lo debía ser menos hace más de 2000 años. Aunque sea difícil de escudriñar la relación entre una construcción talayótica y un dolmen, casi 2000 años más antiguo, parece razonable pensar que pudo tener alguna influencia de tipo ritual. A este respecto, Ll. Plantalamor ha apuntado que quizás el monumento de Sa Comerma tenga alguna función funeraria.

Seguramente, Sa Comerma se trata de una construcción tardía, ya que en sus numerosas columnas, sus ángulos rectos y su simetría parecen verse influencias del mundo clásico. A la espera de que se emprendan unas excavaciones arqueológicas, realmente poco podemos sacar en claro más allá de las puras especulaciones. Debajo de tantos escombros quizá se esconda algún secrteto sobre el misterio que envuelve a este extraño monumento, o quizás no se descubra nada nuevo. De momento, no nos queda más que admirar su belleza y su espectacularidad.

Despues de visitar el gran poblado de Torre d'en Gaumés, hay que seguir un sendero que sale de la sala hipóstila Flaquer (v. Poblados y Murallas: Torre d'en Gaumés) hacia el sur. Desde este sendero se puede acceder a un camino que, bordeado por paredes secas, discurre en la misma dirección. Unos metros más abajo en un terreno a la izquierda del camino, veremos el dolmen de Ses Roques Llises y, pocos metros más al Sur, veremos las columnas de Sa Comerma. Interés: +++++
Estado: +++
Belleza: +++++
Acceso: ++


Anterior | Siguiente
Página de inicio|Inicio de sección "Otros monumentos"