Son Miralles.

Un talayot circular hueco.


Visto desde fuera, este talayot está bastante oculto entre los matorrales.


El interior de este talayot está hueco y carece de columna, porque fue reutilizado como corral, como ocurre con muchos otros.

Este talayot, que no conserva gran altura está, sin embargo, relativamente bien conservado, pues está hueco y conserva su portal adintelado y su corredor de acceso. Esto se debe a que, al igual que otros talayots como Son Noguera y Son Coll Nou, fue reaprovechado más recientemente para guardar ganado. Al igual que estos talayots, su columna ha desaparecido, posiblemente porque restaba espacio al interior. En el caso de este talayot, tiene una pared seca en su interior, posiblemente para "reparar" un derrumbe de la pared original, que reduce ligeramente su espacio interior. Además, en el portal interior podemos ver las marcas donde se sujetó una puerta de madera.

El talayot, por su cercanía, puede visitarse conjuntamente con el poblado talayótico del Puig de sa Morisca, que fue el nucleo original de la población de Santa Ponça. Pero la puerta del talayot, orientada en otra dirección, nos indica que posiblemente éste pertenecía a otro poblado disitnto. Al pie de la pared seca que hay junto al talayot, del otro lado y unos metros más hacia el norte, hay un pequeño cortado de roca de no más de tres metros de altura, y encima hay un pequeño montículo que parece ocultar otro talayot. Además, siguiendo el camino con la pared a nuestra derecha, algo menos de 1 km. hasta que vemos un portal en la pared, si retrocedemos unos metros y nos internamos en la vegetación que hay en el lado del camino opuesto a la pared, encontraremos los restos del yacimiento de "es Fornets," con un santuario talayótico y otros restos dispersos. El santuario sufrió una grave destrucción recientemente, cuando construían las instalaciones del campo de golf, por las máquinas que lo construian.

Partiendo de la Plaza Santa Ponça (al lado de la playa del mismo nombre), alejándonos del mar y en dirección a Palma, debemos tomar la tercera carretera a la derecha, una avenida ancha llamada Avda. de Santa Ponça. Cerca de lo alto de una fuerte subida, sale a la izquierda la calle "Vía Puig de Na Morisca," que continúa el ascenso sinuosa y entre casas. Justo antes de una curva pronuciada a la derecha, que está en lo alto de la calle, dejamos el coche y debemos tomar un sendero que va hacia el noreste, caminando a lo largo de la verja de un campo de golf. La verja está a nuestra derecha y, a nuestra izquierda, el Puig de sa Morisca, con restos de un poblado talayótico entre sus dos picos. Siguiendo a lo largo de la verja más o menos un km. la verja termina encontrándose con una pared seca. Si trepamos a lo alto de la pared, veremos el talayot justo al otro lado, unos metros a nuestra izquierda. Interés: ++
Estado: +++
Belleza: +++
Acceso: +


Anterior | Siguiente
Página de inicio|Inicio de sección "Talayots circulares"