Capocorb d'en Jaquetó.

Un talayot "separado" de su poblado.


Recientemente se ha procedido a quitar la vegetación de este talayot, y sólo han dejado el acebuche que se ve en esta imagen. De todas formas, deberían eliminarse todos los matorrales de los monumentos, porque sus raices los desmenuzan.


En la parte superior se puede ver un tambor de lo que fue la columna central, así como otras piedras formando una pared, quizás para construir una rudimentaria cabaña.

Este talayot ha sido "abandonado a sus suerte" por el destino. Pertenecía al recinto ceremonial de Capocorb Vell, pero como se ha quedado en un terreno adyacente, no está incluido en la zona visitable del poblado. Asímismo, entre este talayot y la zona principal del poblado hay otros dos monumentos: una estructura cuadrada muy destruida (posiblemente fue un talayot cuadrado), y un túmulo. Los tres monumentos están más o menos alineados, y su prolongación lo está con los de la parte principal del conjunto principal. Así, tenemos un centro ceremonial que, empezando por el extremo Suroeste del poblado, tiene un talayot circular, dos cuadrados, otro circular, un túmulo, otro talayot cuadrado y otro circular, todos ellos siguiendo una línea más o menos recta y de casi medio km de larga (una alineación parecida ocurre con los cuatro talayots circulares del centro ceremonial de Son Oleza - Son Ferrandell). Además, está el talayot circular que hay al lado de la actual entrada. Esto concuerda con la teoría de que, en sus inicios, lo que es ahora el poblado de Capocorb Vell fue en realidad un centro ceremonial. Donde no hay acuerdo es en si fue convertido en poblado en el postalayótico, o siempre fue un centro ceremonial (las discusiones se centran en la existencia de numerosas "habitaciones").

Las características de este talayot son prácticamente idénticas a las de los tres talayots circulares de la parte principal del poblado. Al igual que los otros, perdió las lajas de cobertura de su techo cuando se construyó la carretera cercana, a principios de este siglo. Sin embargo, a este ejemplar no se le conoce portal de entrada, por lo que debe estar enterrado bajo las abundantes piedras que lo rodean.

En la parte superior del monumento se pueden distinguir un poco las paredes interiores, así como un tambor de la columna central. Además, en algún momento, posiblemente en época islámica o medieval, se debió construir una rudimentaria cabaña (el talayot ya debía estar bastante lleno de piedras y tierra en su interior), de la que quedan algunos vestigios, como una especie de pared central.

Despues de visitar el poblado de Capocorb Vell, si continuamos por la carretera en dirección Este, el talayot es encuentra en el terreno inmediatamente vecino al del poblado, en nuestro lado izquierdo. Interés: +++
Estado: ++++
Belleza: +++
Acceso: ++++


Anterior | Siguiente
Página de inicio|Inicio de sección "Talayots circulares"