Ses Talaies de Cala Pi.

Un recinto ceremonial amurallado.


Vista del talayot cuadrado, que se encuentra al lado de una balsa de agua.


El túmulo sufrió un intento de desmantelarlo hace pocas décadas, por lo que ahora exhibe su estructura interior de torres concéntricas.


Este dintel cubre la entrada a un corredor que lleva a una habitación. La habitación está adosada al talayot circular, como ocurre bastante a menudo en los conjuntos talayóticos.

El recinto ceremonial de Ses Talaies de Cala Pi es uno más de los ejemplos de destrucción ocurridos durante la mayor parte de este siglo. Pero, aunque queda bastante menos de lo que llegó a haber, y en mal estado de conservación, este conjunto tiene interés por la variedad de sus construcciones, asociando talayots cuadrados y circulares con túmulos, en un mismo conjunto. La ausencia de talayots cuadrados en el interior de los poblados, con las únicas excepciones de los poblados de Capocorb Vell y S'Hospitalet Vell, se une aquí con la presencia de un gran túmulo, para delatar el caracter ceremonial del conjunto. Además, los restos de un posible naviforme nos delatan que en este lugar ya había actividad humana desde, al menos, el bronce antiguo (pretalayótico final).

Al llegar al conjunto nos encontramos primero con un talayot cuadrado que, aunque su altura le confiere bastante monumentalidad, no se encuentra en muy buen estado de conservación. (El estado de las ruinas de este núcleo es, en general, bastante malo, pero la ausencia de excavaciones arqueológicas contribuye a su falta de vistosidad, porque todo está cubierto con un caos de piedras más pequeñas.) Justo al lado de este talayot, hay una balsa de agua excavada en la roca, posiblemente de la misma época.

Unos metros más allá, nos encontramos con un gran túmulo escalonado. Este túmulo sufrió hace unas décadas un intento de desmantelamiento, por lo que ahora podemos apreciar en una de sus esquinas la técnica con la que se erigían estos monumentos. Primero se hacía una especie de torre, estrecha y alta y con piedras regulares bien encajadas. Alrededor de ésta, se construía una segunda torre, más ancha y más baja, y así sucesivamente, lo que le da su aspecto de pirámide escalonada. El sinfín de piedras pequeñas pudo corresponder a un cubrimiento o a una acumulación, a lo largo de los siglos, de las piedras que molestan para la labranza en las tierras de alrededor. Justo al suroeste del túmulo, entre la vegetación se pueden entrever los restos del naviforme pretalayótico, que fue posiblemente reutilizado durante el talayótico.

Más allá del túmulo, nos encontramos un talayot circular con numerosos adosamientos, aunque el caos de piedras impide distinguir entre las diversas habitaciones. Lo que sí se distingue es un corredor adintelado, que posiblemente llevase al interior del talayot, a través de alguna habitación adosada a éste. Del grupo de construcciones adosadas al talayot parte, en dirección al túmulo, un lienzo de muralla talayótica de sillares rectangulares, que se interrumpe, pero aparece en varios lugares más.

Desde la urbanización de Cala Pi, debemos continuar por la calle que sigue la costa hacia el este. A nuestra derecha encontraremos un mirador, y debemos meternos despues en la primera calle de la izquierda. Esta calle se cruza con una segunda calle paralela a la costa, y termina frente a una verja y un campo. Siguiendo a pie por el camino que sale detrás de la verja, nos internamos en el campo hasta que nos topemos con otra verja. En este otro terreno veremos, en dirección noroeste, una barraca de piedras. Debemos ir hacia ella, pasarla de largo y continuar por un camino que se interna en un bosquecillo hacia el oeste. Continuando por este camino encontraremos los monumentos a nuestra izquierda. Interés: ++++
Estado: ++
Belleza: +++
Acceso: ++


Anterior | Siguiente
Página de inicio|Inicio de sección "Poblados y murallas"