S'Aigua Dolça.

Un dolmen al lado del mar.


El dolmen de S'Aigua Dolça. Aunque está bastante derruido, se pueden ver las zanjas donde iban enterradas las piedras de toda su estructura.
Hasta que se descubrió este dolmen en 1995, sólo se conocía uno en Mallorca. Aunque esta construcción está en un estado bastante malo, el depósito funerario se encontró intacto, sin expoliar, por lo que su excavación con métodos modernos ha permitido un gran avance en los conocimientos del hombre de la época.

Se encontraron restos de unos 20 individuos, en enterramientos de carácter secundario: los cuerpos se descarnaban en otro lugar, y luego se depositaban en el dolmen sólo sus huesos principales, y su cráneo. La manera de encontrar los huesos, en pequeños grupos y paralelos, hace entrever que estos se debían empaquetar, o atar juntos con algún material que no ha llegado hasta nuestros días.

La cronología del monumento fue establecida con tres dataciones de carbono-14 (calibradas) sobre muestras de huesos humanos, y dio como resultado unas fechas de utilización entre 1750 AC y 1650 AC. Como se expone en la introducción a la sección de dólmenes, estas fechas son sólo concluyentes a la hora de establecer las últimas utilizaciones del monumento.

En la carretera que une Alcudia con Artá, está el desvío hacia la Colonia de San Pedro. Debemos seguir esa carretera y, donde hay una cruz de piedra en la carretera, continuamos recto, en dirección a Betlem. Debemos tomar la segunda carretera asfaltada hacia el mar, que nos conduce a un cámping y, ya en la costa, girar hacia la derecha. Donde se acaba la carretera, hay una calita, y hay que continuar caminando cerca de la costa unos 10 min. El dolmen se encuentra indicado, detrás de una pequeña vaguada cubierta de vegetación. Interés: +++
Estado: +
Belleza: +++
Acceso: ++


Anterior | Siguiente
Página de inicio | Inicio de sección "Dólmenes"